viernes, 19 de febrero de 2010

4º paso en el búnker



Me gustaría que algunos confiaran en mí para darme el gusto de traicionarlos.

No están equivocados, simplemente creen en los milagros porque tienen mucho que perder.

1 comentario:

Shikilla dijo...

No te preocupes, siempre hay una oportunidad para la traición, decía el gran Cesare Cantú que "solo pensar en traicionar es ya una traición consumada", así que bien se te podría llamar ya traidor (con perdón).

Buen finde!