miércoles, 22 de diciembre de 2010

136º paso en el búnker



Cariño, me echas el humo en la cara porque has leído por ahí que mata, pero te quedan pocos días para joderme la vida. Estarás prohibida tú y tu arma de destrucción masiva. A partir de Enero, seremos inmortales, nada podrá matarnos, y la salud será eterna. No te rías, ya lo verás. Los médicos dejarán de tener trabajo, las funerarias tendrán que cerrar, y todo gracias a papá estado que cuida de nosotros, los pasivos, que en España somos mayoría aplastante y aplastada.

2 comentarios:

Interruptor dijo...

Y tras obligar a miles de empresarios de hostelería a gastarse sus buenos dineros en reformas para poder tener una zona de fumadores y otra de no fumadores, ahora que se jodan los que se gastaron su pasta porque cuatro politicuchos subnormales han decidido que los fumadores son malos malísimos y no pueden vivir en este mundo ideal que es propiedad del viento.

Mira que estoy pensándome el volver a fumar y todo.

Terly dijo...

Mis saludos, Luis, te había perdido la pista, me alegro verte de nuevo por estos lares.
Un abrazo.