miércoles, 14 de diciembre de 2011

155º paso en el búnker




Qué duras son las consecuencias de practicar el optimismo antropológico cuando no hay materia gris suficiente para discernir lo real de lo deseado. Cuánto daño nos ha hecho esa filosofía de “hoy mejor que ayer pero peor que mañana”. Unos cuantos iluminados nos querían vender la mercancía estropeada de que la evolución pica constantemente hacia arriba, sin paradas de burra, sin retrocesos.

viernes, 25 de noviembre de 2011

154º paso en el búnker



Ahora que es tarde, lo sé: me regala tantas flores porque para él soy un tiesto.

martes, 15 de noviembre de 2011

153º paso en el búnker



La evolución en mi caso es que no sé hacer fuego con un palo y una piedra, que no sé orientarme en el monte, que no sé identificar las estrellas del firmamento, e ignoro si se avecina una tormenta hasta que me cae un rayo encima. No sé plantar una lechuga ni usar una azada. Si tuviera que volver a la tierra, me moriría de hambre.

miércoles, 2 de noviembre de 2011

152º paso en el búnker



Publicado en Ariadna.

Mi perro tiene nostalgia de campos abiertos

lo acaricio

me lame

el sofá nos está jodiendo la vida

tan mullidamente.

___________


Puso las manos sobre su cara
y le tachó el rostro.

__________

viernes, 28 de octubre de 2011

151º paso en el búnker



Una persona de mi entorno que no sabe nada de estructura económica -ni puta falta que le hace- porque le sobra sentido común, me comenta: "Si tienen un billón de euros para meterlos en un bote, por qué dicen que sufren problemas de deuda".

miércoles, 19 de octubre de 2011

150º paso en el búnker



En el camino el polvo esnifado por los alacranes entierra una sandalia y una mano con seis dedos. En el camino los muertos son ceniza de más bajo linaje que la de un cenicero. Sólo el camino lleno de haches mudas, pero no sordas, sabe que el polvo será la última voluntad para una boca hambrienta.

jueves, 6 de octubre de 2011

149º paso en el búnker



No sabe igual la infidelidad que la monogamia, ni juega en la misma división la zoofilia que la antropofagia. La calidad de las mamadas no depende de la saliva tanto como de la postura sometida del chupón. No es lo mismo de frente que de espaldas, ni la penetración por su conducto tradicional que por el orificio sodomizado. El acato también es un atractivo para ciertas prácticas. Un poema supuestamente estético y por lo tanto ético, huye de los mocos del placer cárnico. Pero sin pornografía no se entiende al hombre moderno. La exploración de los límites sexuales es una actividad demasiado generalizada para obviarla con códigos penales. Nuestros cuerpos se reivindican en el dolor que gusta, en el incesto que se niega, en la fornicación pública, en el fetichismo de coleccionista, en los juguetes de plástico que nos acompañan, en las orgías en salones con olor a miseria, en la infecunda y transitoria realización de pervertidas fantasías. La pornografía mata la imaginación convirtiéndola en realidad satisfecha. Qué sabe el amor de todo esto, cómo sobrevive entre tanto pedregal, es algo que sigue siendo una incógnita.

viernes, 23 de septiembre de 2011

148º paso en el búnker



La paloma traspasó su lente haciendo volar las pestañas prematuramente canosas del niño prodigio que estaba a punto de descubrir el número de respiraciones del podenco por cada cien metros recorridos, Gainsbourg fue un héroe por tirarse a una tal Brigitte Bardot, miento, eso sólo es anécdota, la música sale de la caja, de un pecho de madera, el amor sale del celuloide y en ocasiones vuelve a él. Pero en la vida real no hay finales hasta el final.

viernes, 16 de septiembre de 2011

147º paso en el búnker



Cuando se apagaron las luces que dejan al público desnudo de protagonismo, el ojo apuntó al escenario. El lamió la boquilla de su saxo, dejando claro desde el primer instante que estaba dispuesto a ponerle los cuernos con aquel instrumento que le aupaba a infaustos placeres de la mano de un sonido que era su propio estómago regurgitando. Nada ni nadie vibraba mejor que aquel saxofón con el movimiento desenfrenado de sus dedos. Su mujer, desde la primera fila, supo que ella era la otra. Se trataba de una lucha desigual. Cómo batallar contra la hipnosis que produce la creación, contra la magia de un momento armónico donde el músico da con la tecla de sí mismo, con el silencio imbatible.

martes, 6 de septiembre de 2011

146º paso en el búnker



Me regalaron un verso como animal de compañía, se orina por las baldosas rociadas de la pintura que busca atrapar al genio en una botella de lejía. No rima, hace tiempo que mi verso no rima, se esconde cuando llego con los pulmones cargados de pena. Mi mascota no tiene nombre. Nunca me he visto en la necesidad de llamarla. Se rasca arrimándose a los rodapiés. Cuando le enseño una hoja escrita pasa la lengua y deforma en geometrías extrañas la tinta. Mi verso es cubista del párrafo justificado. No entiende de grandes obras que lo único que hacen es quitarle tiempo a la gente para que viva.

viernes, 20 de mayo de 2011

145º paso en el búnker



Viendo el otro día la intervención de Ana Iríbar, la viuda de Gregorio Ordóñez, en la que mostraba una papeleta electoral encabezada por su marido asesinado, pensé en el movimiento 15M y en su futuro (y en el nuestro). Intentaré explicarlo: repasé mentalmente todas las manifestaciones en las que he estado desde que tengo uso de razón, hace más de 25 años. Han sido numerosísimas. A algunas de ellas asistíamos unas decenas de personas dependiendo del pueblo o la universidad, a otras unos cientos o miles si se hacía en cualquiera de las tres capitales vascas, y ha habido varias de asistencia millonaria convocadas en Madrid. Fueron organizadas por gente indignada (la indignación en algunos tarda más que en otros en fructificar) o bien por movimientos cívicos perfectamente estructurados y con contenido intelectual y social como Basta Ya o Foro de Ermua, y también por las propias víctimas a través de la AVT que fueron construyendo un discurso no sólo de penas y lágrimas, sino de planteamientos de gran calado. Bien, el caso es que la lucha prolongada en el tiempo por algo tan simple como impedir que desde los gobiernos “democráticos” se negocie con los terroristas, o que no se avale ninguno de sus planteamientos ideológicos, ni se caiga en la tentación de llegar a un final pactado con los que te dan por el culo, ha fracasado estrepitosamente. El simple hecho de luchar por la libertad de opinión y de acción, por la ciudadanía española, por las reglas de juego claras, por la no manipulación de las voluntades, por evitar la mayor corrupción de nuestro sistema político que son los nacionalismos materializados en comunidades autónomas y con poder de decisión en el parlamento español, ha fracasado estrepitosamente. El simple hecho de reconocer que no hay futuro sin memoria, dignidad y justicia, ha fracasado estrepitosamente. A día de hoy, cualquiera de esos movimientos cívicos ha sido desactivado con una precisión quirúrgica. El Domingo, 22 de Mayo de 2011, yo al llegar al colegio electoral pasaré de largo y los terroristas y sus cuidadores del tesoro abertzale irán a votar en masa. El poder será suyo, el dinero será suyo, la legitimidad será suya, y a nosotros nos quedarán los años de lucha estéril en un país de cantamañanas. Ah, y el silencio, no vaya a ser que todavía nos den matarile.

Por eso pido a los que se unen de corazón y por convicción a ese movimiento de las plazas, que no se entusiasmen demasiado. No te preocupes, me dicen. En esas concentraciones hay gente de toda condición. Sí, lo sé. Sé que gente de todo tipo ha ido sumándose, pero también sé que el poder de montar y desmontar lo tienen sólo algunos de ellos.

Si aceptan un consejo, les diría que se centren en un par de objetivos, nada más, algo que puedan apoyar la totalidad de los asistentes a la protesta. Por ejemplo: el cambio de la ley electoral y listas abiertas. Intentar abarcar muchos temas no lleva a ninguna parte. El eslogan de lo queremos todo y lo queremos ya es una estupidez. Hacer Propuestas económicas sin saber multiplicar ni dividir queda raro. Como dice un amigo mío, son una cara bonita con un cuerpo espectacular, pero cada vez que abren la boca la cagan. Así que lo mejor sería atenerse a un par de puntos claros y vitales para mejorar la democracia de este país. No abandonar la protesta hasta que el parlamento se reúna a tratar estos temas y así obligar a los partidos a retratarse. El lunes sería un buen día para demostrar que van en serio.

viernes, 15 de abril de 2011

144º paso en el búnker



Ya sabemos que los rescates no alivian la situación de los países rescatados, ni mejoran la vida de sus habitantes. La razón es que no se rescata a los países, sino a los acreedores. Y es que a estas alturas de la crisis, aún se da más importancia a salvar el sistema, por enfermo que esté, a cualquier otra consideración.

martes, 12 de abril de 2011

143º paso en el búnker



La generación ninini: ni estudian, ni trabajan, ni saben montar una jodida manifestación.

viernes, 8 de abril de 2011

142º paso en el búnker




“… la primera obligación del político es no empeorar las cosas, intervenir sólo cuando hay probabilidades de que la intervención mejore el statu quo y resistirse a la tentación de actuar por actuar, evitar meterse en camisa de once varas, evitar el afán excesivo por lo nuevo y el desprecio por lo antiguo, evitar poner el conocimiento por delante de la sabiduría y el ingenio por delante del sentido común…”

(En el poder y la enfermedad, de David Owen)

miércoles, 30 de marzo de 2011

141º paso en el búnker




"Él puede parecer un idiota y actuar como un idiota, pero no se deje usted engañar, es realmente un idiota."
(Marx, el Groucho)

miércoles, 23 de marzo de 2011

140º paso en el búnker



Ya lo dijo Chesterton: "Cuando se deja de creer en Dios, enseguida se cree en cualquier cosa". Aquí en España, algunos sólo creen en las resoluciones de la ONU.

lunes, 21 de marzo de 2011

139º paso en el búnker



Un partido nazi no es ilegal porque sus miembros maten o dejen de matar, porque condenen o dejen de condenar violencias futuras. Un partido nazi es ilegal por su ideología.

jueves, 13 de enero de 2011

137º paso en el búnker




La ministra nos ilustra diciendo que cuando se prohibió fumar en los medios de transporte, la gente no dejó de viajar. A esta señora, que para paladear el poder necesita cambiar los hábitos de la gente, sean los que sean, sólo le diré que yo jamás me subí a un avión o a un autobús a fumar, pero sí solía entrar en los garitos a tomarme una copa mientras me fumaba un puro. Eran otros tiempos, cuando creía que se podía ser malo, que podía hacer cosas malas entre la niebla de nicotina y alquitrán, que podía conocer alguna mujer con tan aviesas intenciones a las mías con la complicidad del camarero de siempre. Ahora, esos lugares sagrados para mi fatalismo, son salas de lactantes, centros para jubiladas que juegan al subastado y gente hambrienta comiendo pinchos como si tuvieran vacíos los frigoríficos de casa. Por cierto, ¿a qué huelen ahora los bares? Huelen a humanidad, a sobaquera. Qué asco.